Alexandra N. Winter - ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Alexandra N. Winter - ID

Mensaje  Alexandra N. Winter el Miér Ene 02, 2013 5:20 pm



Alexandra N. Winter











Nombre Completo:
Alexandra Nicole
Apodos:
Alex, Lexi
Grupo:
Nativos
Nacionalidad:
Americana
Fecha de Nacimiento:
27/10/1992
Edad:
20 años


Descripción Psicológica

Alexandra no es una persona fácil de tratar. Puede ser debido a que tampoco lo ha tenido nunca fácil. Le gusta interpretar a varios personajes diferentes, le divierte enormemente confundir a la gente haciendo de una Alexandra dulce a una Alexandra destructiva, le gusta creer que es complicada pero en realidad tiene la personalidad más simple que puedas encontrar, de la profundidad de un charco como se suele decir; guarda sus secretos bajo llave y se asegura de que nadie la conozca del todo, es mejor así, ha aprendido tanto a valerse por sí misma como a entender que nunca debe abrirse lo suficiente a nadie, lo único que va a conseguir es hacerse daño y de eso ya tiene suficiente. Suele vestir con ropa oscura, camisetas anchas y vaqueros rotos, converse negras cuando no botas. En todos estos años nunca se ha puesto un vestido o una falda, no hablemos de maquillarse. Conoce todos los callejones de la ciudad, sus recovecos y por donde huir de la policía si puede darse el caso, no lo hace a menudo pero de vez en cuando, le apetece una raya para evadirse de sus problemas y tiene que saber exactamente cuales son los mejores contactos y donde encontrarlos. Filosofía de la calle, es la que ella practica, dejó de ir al instituto cuando cumplió los quince años por problemas personales, aunque nunca ha estado interesada en la educación, se ha criado en un orfanato desde pequeña, a los diecinueve años trató de independizarse económicamente, la echaron de todos sus trabajos, no servía para camarera, ni para repartidora y definitivamente no tenía mano con los clientes. La gobernanta de su antiguo orfanato se encarga de ella de nuevo, permitiéndola vivir en la única pensión del pueblo, en una habitación de mala muerte.

Padece principio de esquizofrenia, ahora está medicada y parece que puede llevarlo sin causar ninguna desgracia pero eso le ha traído muchos problemas además de trastornos. Desde pequeña se hizo patente que no podía ser capaz de estar en la misma habitación con el resto de los niños, le alteraban las grandes masas y no se relacionaba con nadie, demostrando así un ligero autismo y problemas de comunicación. Trastorno afectivo, derivado de la esquizofrenia y destacado por bruscos cambios de humor, así como alucinaciones e incapacidad de separar la realidad de lo que su propia mente generaba. Siempre se enfrentó a persecuciones imaginarias, sobre todo cuando volvía del instituto, aguantó ser el bicho raro del orfanato, al menos hasta que explotaba, con una tendencia violenta común en la gente que padece su enfermedad y no está controlada; tuvo más peleas de las que se pueden contar con los dedos de las manos, la gobernanta del orfanato, a pesar de que siempre le tuvo cierto cariño tuvo que aislarla de los demás niños. Un examen psiquiátrico cuando la situación se hizo insostenible habló por sí solo. En ese momento Alexandra tenía trece años, trataron de ocultarle la verdad sobre su enfermedad pero lo descubrió por sí misma, mantuvo silencio sobre lo que sabía durante dos años pero eso solamente empeoró las cosas, se negó a tomar la medicación. Estaba convencida de que se merecía lo que le estaba pasando, las voces en su cabeza insistían en que debía hacerse daño, que no era buena para nadie y que los demás tampoco conseguirían más que destruirla, era incapaz de confiar en nadie. Tuvo que ser ingresada cuando uno de los chicos del orfanato la encontró tirada en el baño, después de uno de sus vómitos provocados, lo cual demostró que empezaba a mostrar señales de bulimia, derivadas de sus alucinaciones. Ha estado interna hasta hace aproximadamente un año, en ese tiempo ha tratado de suicidarse dos veces, sigue necesitando tabaco para calmar los nervios pero al menos sigue su medicación a raja tabla, esta vez sí. Todavía acude al psiquiátrico dos veces por semana a hacer terapia, quieren tenerla controlada.

Delante de toda esa mente perturbada se encuentra la Alexandra que el mundo conoce, la chica que ella misma se ha construido para los demás, arrogante, sarcástica e indiferente. No le importa nadie y mucho menos se importa ella misma. No hace caso de lo que le dicen, es complicado mantener una conversación con ella, es experta en sacar a los demás de sus casillas cuando se lo propone y cree estar por encima del bien y del mal, como en un mundo superior. Siempre ha demostrado ser una chica fuerte, está donde está después de todo ¿eso tendrá que contar algo, verdad? Pero puede derrumbarse en cualquier momento, si no existe nada que la sujete a la tierra.


Historia

De padres desconocidos, Alexandra fue abandonada a las puertas del orfanato poco después de nacer, al ser la única niña que fue criada por la gobernanta desde que tenía escasas semanas ésta siempre le ha tenido cariño. A pesar de eso se niega a hablar rotundamente de sus padres incluso ahora que Alex es mayor de edad, lo único que Alexandra tiene de ellos, o mejor dicho de su madre, es un pequeño colgante con dos iniciales que no le dicen nada, sospecha que su padre ni siquiera sabía que era padre o en el caso de que sí fuese así, que abandonó a su madre antes de nacer ella. Probablemente se tratase de un par de adolescentes desesperados, Alex nunca ha tratado de buscarlos, no le interesa saber quien se deshizo de ella cuando era solamente un bebé. Nunca se ha llevado bien con los demás niños, a causa de su trastorno psicológico y su carácter siempre un poco huraño, no se relacionaba con nadie y reaccionaba de manera violenta ante una situación en la que cualquier niño se hubiese echado a llorar; una vez llegó a prenderle fuego con una caja de cerillas que había robado de la cocina a todas las muñecas de las demás niñas, alegó que su hermano mayor le había asegurado que si no lo hacía las muñecas despertarían cuando todos estarían durmiendo. No hubiera sido tan preocupante de no haber sido porque Alex no tenía hermanos.

A los quince años fue internada en el psiquiátrico, donde tuvo que ser tratada por su enfermedad además de los trastornos alimenticios que esta le había causado, durante ese tiempo se hizo daño en seis ocasiones, dos de las cuales se llegaron a considerar intentos de suicidio dado que los cortes que presentaban sus muñecas eran demasiado profundos. Hubo un cambio en su estancia y era que no parecía ser perjudicial para las enfermeras o nadie más, únicamente para sí misma. Estuvo cuatro años interna, hasta que hace un año escaso y después de un tratamiento médico consiguió salir. No quería volver al orfanato, no había cumplido legalmente la mayoría de edad pero sí para trabajar de manera que intentó responder a los anuncios del periódico; no funcionó, no encajaba en ningún sitio. La gobernanta del orfanato donde estuvo de pequeña consiguió que aceptase una mínima suma de dinero al mes para poder pagar una habitación en una pensión, siempre y cuando se encargue de seguir tomando su medicación no existe mayor problema.

Acude a terapia dos veces por semana, es parte del proceso psiquiátrico. Tiene asignado un médico al que Alex no soporta, cree que sus sesiones no sirven para nada y normalmente suelen terminar antes de la hora con o bien ella o él saliendo de la sala con un brusco portazo. Alexandra ha tratado que le asignen un doctor diferente pero el personal escasea de manera que si quiere seguir viviendo por su cuenta tiene que tragarse su orgullo y acudir a su terapeuta.












Gustos:
-Es adicta al dolor aunque a la vez le aterra, suele hacerse daño a sí misma por placer o por castigarse de alguna manera.

-Los colores oscuros.

-La música rock.

-Los insectos, el único libro que ha conseguido leer entero es un ensayo del catedrático Benavente Martínez.

-Las bebidas fuertes. Whisky, Ginevra...

Disgustos:
-La gente, en general es un poco antisocial.

-Los paquetes de tabaco, siempre fuma de liar.

-Los estudios.

-Las aglomeraciones.

-Su psiquiatra.
Fobias
-Conocer algún día a sus padres.

-Volver a oír esas voces dentro de su cabeza.

-Los espacios cerrados.
Manías:
-Hacerse marcas en la piel con cualquier objeto punzante, preferiblemente los brazos.

-Fumar constantemente.

-Mascar chicle de manera ruidosa.

-Ducharse siempre con agua fría.


katherine Designes para Rose Falls-


Última edición por Alexandra N. Winter el Miér Ene 02, 2013 6:49 pm, editado 3 veces
avatar
Alexandra N. Winter

Mensajes : 5
$ : 10
Fecha de inscripción : 02/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Alexandra N. Winter - ID

Mensaje  Sabrina S. Turner el Miér Ene 02, 2013 5:26 pm

Postea cuando termines
avatar
Sabrina S. Turner
Admin

Mensajes : 52
$ : 96
Fecha de inscripción : 29/12/2012

Ver perfil de usuario http://rosefalls.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Alexandra N. Winter - ID

Mensaje  Alexandra N. Winter el Miér Ene 02, 2013 6:50 pm

Lista c:
avatar
Alexandra N. Winter

Mensajes : 5
$ : 10
Fecha de inscripción : 02/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Alexandra N. Winter - ID

Mensaje  Sabrina S. Turner el Miér Ene 02, 2013 6:53 pm


✘ Ficha Aceptada
avatar
Sabrina S. Turner
Admin

Mensajes : 52
$ : 96
Fecha de inscripción : 29/12/2012

Ver perfil de usuario http://rosefalls.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Alexandra N. Winter - ID

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.